La letra y su conjunto

Elaboración: Marcela Romero

Los elementos de un texto deben articularse adecuadamente para transmitir una información. Entre los componentes de un escrito se establecen relaciones espaciales y funcionales que no solo determinan el aspecto general de la pieza, sino que condicionan la transmisión del contenido.

La letra es la mínima unidad en que puede dividirse un texto; es la unidad básica de nuestra escritura. La letra es la representación convencional de un sonido y no tiene contenido semántico.

Cada letra tiene una estructura formal establecida y diferente de las demás, que la hace reconocible. Aunque cambien ciertos aspectos, conserva los rasgos formales esenciales para poder ser identificada.

Identidad de la letra

Si la estructura no se aparta demasiado de las clásicas, la letra se reconoce a pesar del estilo.

Para que las letras porten un contenido semántico, deben agruparse en palabras; estas, constituyen la entidad significativa de cada lengua. La combinación de letras en palabras, de palabras en una oración y de las oraciones en un texto conforman el lenguaje. El registro gráfico de ese lenguaje es la escritura.

La caja virtual

El primer gran espacio que se determina sobre un soporte es la caja virtual, esto es la delimitación del área de trabajo. Esta área queda contenida por los márgenes, que también deben considerarse como elementos activos de la composición.

La puesta en página de la caja virtual puede ser intuitiva o racional (basada en proporciones), pero las tensiones que producirá en la página deberán ser resultado de la intención del diseñador.

La alineación

La alineación o marginado del bloque de texto es otro factor importante, pues también repercute en la funcionalidad y la estética de la pieza. Un texto marginado a la izquierda (1) está formado por líneas de largo irregular con nacimiento en un eje establecido a la izquierda y un «desflecado» a la derecha, que debe controlarse para evitar que las líneas queden muy parejas o disparejas. La separación entre letras y entre palabras es regular. Este tipo de alineado es sencillo de leer ya que el ojo encuentra rápidamente el inicio de la línea siguiente, siempre sobre el mismo eje.

Un texto marginado a la derecha (2) está formado por líneas de largo irregular que terminan en un eje establecido a la derecha y un «desflecado» a la izquierda, que también debe ser controlado. La separación entre letras y entre palabras es regular. Estos textos son más difíciles de leer, ya que el origen de la línea siguiente se produce en distintos lugares. Si la línea es corta, esta dificultad disminuye.

Un texto centrado (3) está formado por líneas de largo irregular ubicadas en simetría respecto a un eje central. El texto queda desflecado hacia los dos lados y debe ser controlado para que sea armónico. La separación entre letras y entre palabras es regular. No es aconsejable para un texto largo.

Un texto justificado o emblocado (4) está formado por líneas que ocupan todo el ancho de la caja. Para esto, el espacio sobrante en la línea se reparte en los espacios interpalabras o interletras y si es necesario se parten palabras al final de la línea. La separación entre letras y entre palabras no es regular, de modo que el color debe ser controlado cuidadosamente para no producir conflictos en la lectura.

Distintas alineaciones del bloque de texto

Las distintas alineaciones requieren diferente esfuerzos en la lectura. Asimismo el espacio se comporta de diferentes manera.

La interlínea

Es el espacio que existe entre las líneas de un texto. Se mide desde el apoyo de las letras de una línea al apoyo de la siguiente; coloquialmente se la conoce como «renglones».

Este espacio debe ser determinado cuidadosamente, ya que si es demasiado pequeño el texto se empasta porque se tocan las ascendentes de la línea inferior con las descendentes de la superior. Por el contrario, si es grande, el texto se desintegra en líneas.

La interlínea tiene estrecha relación con la cantidad de palabras que contiene cada línea.
Si las palabras son muchas, la interlínea deberá ser mayor para facilitar al ojo la localización del inicio de la siguiente línea. Por el contrario, si las palabras son pocas y la interlínea es grande, será difícil la continuidad de la lectura.

La interpalabra y la interletra

La interpalabra es el espacio que existe entre las palabras de una línea de texto. La interletra es el espacio que separa una letra de otra dentro de una misma palabra.

Interletra e interpalabra

La interletra y la interpalabra están estrechamente relacionadas. Para un correcto funcionamiento deben ser armónicas.

La interletra debe ser la necesaria como para que cada signo se diferencie del siguiente. Si este espacio es demasiado pequeño, los caracteres se tocarán, pero si por el contrario es excesivo, se podría disgregar la palabra. La interletra debe ser ópticamente regular para establecer un ritmo de lectura fluido.

Interletra

Relación entre las contraformas internas de los signos y las compartidas (interletra).

Ambos recursos –la interpalabra y la interletra–  se encuentran estrechamente relacionados: el primero debe ser mayor que el segundo para diferenciar una palabra de otra, pero no tanto mayor como para perder la unidad de la línea.

Interpalabra

La interpalabra debe permitir la lectura cómoda del texto. Para ello tamaño de la misma se relaciona con las contraformas internas de los signos y con la interletra.

Color tipográfico

La interpalabra, la interletra y la interlínea están íntimamente relacionadas con el color del texto. En la hoja blanca, el texto se percibe como una mancha gris, promedio entre el negro del texto y el blanco de los espacios. Si la interletra y la interlínea son ajustadas, el texto tendrá un color más oscuro que si los espacios son generosos.

El color de los signos (relación entre el trazo y la contraforma interna) también interviene en el color tipográfico, por lo que una composición con una tipografía liviana, espaciados entre letras y líneas amplios, tendrá un valor tonal alto, sin tanto contraste con el fondo.

Interlineado

El interlineado tiene estrecha relación con la interletra y la interpalabra. Para una lectura cómoda, debe ser armónico. El color tipográfico queda determinado por el peso de los signos y los blancos internos del texto.

La posición y proporción de la caja virtual determina diferentes tensiones en la página; estas tensiones repercuten en la comunicación y estética de la pieza.

Caja virtual

La caja virtual está determinada por los márgenes y genera equilibrio o tensión según su posición.

Bibliografía

  • DE BUEN UNNA, Jorge.  Manual de diseño editorial. 3.ª edición, corregida y aumentada. Trea Ediciones, España, 2009.
  • MC LEAN, Ruari. Manual tipográfico, Tellus, Madrid, 1988.
  • HALLEY, Allan. Alphabet, Thames&Hudson, Londres.
  • BRINGHURST, Robert. Los elementos del estilo tipográfico, Libros sobre libros / Fondo de Cultura Económica, México, 2008.

Previous postCuerpo tipográfico, unidades e instrumentos de medición Next postEscrituras históricas

Related Posts

  • Clasificación, elección y combinación de familias

    June 23, 2013

    Diferentes clasificaciones tipográficas. Utilidad. Criterios de elección según función y/o estilo. Criterios de combinación. Aspectos a controlar en la combinación. Combinación y pieza de diseño. Legibilidad y condiciones de lectura.

  • Familia tipográfica

    September 10, 2012

    Definición. Familia como sistema. Componentes de la caja tipográfica. Variables tipográficas. Ejes de construcción de variables: históricos y contemporáneos. Revisión de aspectos que se mantienen y modifican en el sistema de variables.

  • Mayúsculas, minúsculas, números y signos

    September 10, 2012

    Origen, relaciones y connotaciones del sistema de mayúsculas y del de minúsculas. Relaciones verticales. Legibilidad de mayúsculas y minúsculas. Características formales y función de números. Signos de entonación, puntuación y auxiliares: forma y ubicación. Las fracciones.

  • Anatomía tipográfica

    September 10, 2012

    Partes de la letra: ubicación y definición.