Clasificación tipográfica

Elaboración: Natalia Fernández

Clasificación de familias

«Esas ambigüedades, redundancias y deficiencias recuerdan las que el doctor Franz Kuhn atribuye a cierta enciclopedia china que se titula Emporio Celestial de conocimientos benévolos. En sus remotas páginas está escrito que los animales se dividen en (a) pertenecientes al Emperador, (b) embalsamados, (c) amaestrados, (d) lechones, (e) sirenas, (f) fabulosos, (g) perros sueltos, (h) incluidos en esta clasificación, (i) que se agitan como locos, (j) innumerables, (k) dibujados con un pincel finísimo de pelo de camello, (l) etcétera, (m) que acaban de romper el jarrón, (n) que de lejos parecen moscas».Jorge Luis Borges. “El idioma analítico de John Wilkins”, en Otras Inquisiciones, Buenos Aires, Emecé, 1996.

La clasificación tipográfica sirve para analizar, ordenar, conocer y reconocer familias tipográficas, además de brindarnos referencias tipográficas, estilísticas, históricas y culturales muy variadas.

Los sistemas de clasificación que se basan en criterios históricos nos sirven para analizar la tipografía diseñada hasta mediados del siglo XX. Conocerlos es útil para comprender la influencia que el surgimiento de nuevas tecnologías y el aprovechamiento de antiguos conocimientos tuvieron sobre la evolución del diseño tipográfico, además de ser una gran herramienta para reforzar asociaciones históricas o para la búsqueda de familias en catálogos.

Los intentos por establecer un sistema de clasificación capaz de ordenar los estilos tipográficos existentes han sido muchos. Los principales son:

1921 Francis Thibaudeau. Organiza su clasificación en 4 estilos, basándose en el contraste de los trazos y la terminación de las astas.

1954 Maximilien Vox. Propone una clasificación histórica; este modelo es uno de los más difundidos. Consta de 9 estilos.

1958 Aldo Novarese. Basándose en el sistema de Thibadeau, establece 10 estilos que se diferencian según la morfología de los terminales.

1962 din 16518-ATypI (Association Typographique Internationale). Adopta y completa el sistema desarrollado por Vox (10 estilos).

1963 Giuseppe Pellitieri. Establece una clasificación morfológica de 10 estilos, basada en las diferencias entre los trazos y los terminales.

1965 British Standards Institution (sistema bs 2961). Define 9 estilos.

1979 Jean Alessandrini. También basa su clasificación en las características morfológicas. Establece 15 estilos diferentes.

1992 Christopher Perfect. Adopta un criterio histórico para establecer 7 estilos.

1997 Robert Bringhurst.  Relaciona los estilos tipográficos con los principales movimientos artísticos. Define 8 estilos.

Hay muchas formas de clasificar y muchos sistemas de clasificación diferentes, pero, independientemente del sistema que adoptemos, debemos saber qué cosas analizar de las familias tipográficas para decidir cómo agruparlas o cómo separarlas.

Siglo XV

1450. Johannes Gutenberg, en Alemania, emplea por primera vez la imprenta de tipos móviles. Los primeros tipos de plomo pretenden imitar la caligrafía con la que se componían los libros manuscritos.

1470. En Venecia, los talladores de tipos, toman como modelo los escritos humanistas.

1470 Romanas humanistas o venecianas

  • Trazo gradual de contraste ligero. El eje de modulación es oblicuo y muy inclinado.
  • Remates gruesos y cortos, oblicuos en las ascendentes.
  • Poca o nula diferencia entre la altura de mayúsculas y la altura de astas ascendentes.
  • Barra de la «e» inclinada.

Romanas humanistas

1490 Romanas antiguas

  • Trazo gradual de contraste medio y eje de modulación oblicuo.
  • Remates ligeros y filosos, oblicuos en las ascendentes y en los apoyos de minúsculas.
  • Altura de mayúsculas menor que la altura de ascendentes.
  • Barra de la «e» horizontal.

Romanas antiguas

Siglo XVI

1501. Francesco Griffo talla los primeros caracteres itálicos por encargo de Aldo Manuzio. La difusión de la imprenta por Europa impulsa el crecimiento y el perfeccionamiento del diseño de caracteres. Las técnicas de tallado y el oficio de grabar tipos evolucionan permitiendo realizar ajustes cada vez más finos y precisos.

Siglo XVII

1692. Luis XIV ordena a un comité de eruditos desarrollar un nuevo tipo cuyos caracteres fueran creados bajo principios científicos. Los ingenieros convocados definen este tipo de letra con rigurosa geometría, Louis Simonneau graba la matriz en láminas de cobre y el tipógrafo Grandjean graba los moldes para reducir el alfabeto maestro al tipo de texto que será conocido como Romain du Roi (romana del rey).

1690 Romanas de transición

  • Trazo gradual de contraste entre medio y alto. El eje de modulación es vertical o casi vertical.
  • Remates ligeros, poco oblicuos u horizontales en las ascendentes y apoyos de minúsculas.
  • Altura de mayúsculas menor que la altura de ascendentes.

Romanas de transición

Siglo XVIII

La tipografía se convierte en una disciplina cada vez más formal. La cantidad de manuales de tipografía que aparecen en este siglo refleja el desarrollo del contenido teórico.

1700. John Baskerville mejora la prensa, los papeles y las tintas utilizados para la impresión.

1764. Los Didot perfeccionan el sistema de medición tipográfico.

1780 Romanas modernas 

  • Trazo gradual de contraste alto y eje de modulación vertical.
  • Remates filiformes.

Romanas modernas

Siglo XIX

La Revolución Industrial trae consigo la producción en masa. La publicidad necesaria para vender esos productos demanda nuevos tipos de letra más llamativos. La invención de la talladora pantográfica hace más accesible el desarrollo de nuevos diseños tipográficos. Con el invento de la linotipia (en 1886) y la monotipia (en 1887), la composición de textos pasa a ser un proceso mecánico.

1810 Mecánicas o egipcias 

  • Trazo uniforme (o gradual de escaso contraste y eje de modulación vertical).
  • Remates rectos, del mismo (o casi el mismo) ancho que el trazo.
  • Altura de x grande.

Egipcias

1810 Sans serif grotescas

  • Trazo uniforme o con un leve contraste entre finos y gruesos (de modulación vertical).
  • Altura de x grande.
  • Ligera cuadratura en las curvas.

Grotescas

Siglo XX

1954. Empiezan a utilizarse las fotocomponedoras comercialmente. La tipografía se puede superponer y distorsionar.

1985. Apple lanza al mercado la Macintosh y la impresora láser junto con los primeros programas de autoedición. Con el impulso de la Internet, la tipografía digital agrega nuevas dimensiones al lenguaje escrito, en la medida que funciona en el entorno multimediático.

1920 Sans serif geométricas

  • Trazo uniforme.
  • Estructuras sintéticas basadas en figuras geométricas simples.
  • Muchas veces la «a» no tiene lazo ascendente.

Lineales geométricas

1920 Sans serif humanísticas

  • Trazo uniforme o levemente gradual.
  • Basadas en estructuras clásicas.
  • La «a» tiene lazo ascendente.
  • Generalmente la «g» tiene cola cerrada y oreja.

Lineales humanísticas

1930 Híbridas o glíficas

  • Trazo gradual.
  • Basadas en estructuras clásicas.
  • Los remates son triangulares y se inspiran en las letras cinceladas sobre piedra.

Híbridas

1985 Electrónicas

El trazo y los espacios entre letras están basados en el píxel para funcionar en pantalla. Cada tamaño necesita de un dibujo específico.

Electrónicas

A continuación, revisemos otros criterios para clasificar fuentes que no se apoyan en períodos históricos, sino más bien en los argumentos o elementos que sirvieron de inspiración para diseñarlas. Estas fuentes, en general, no son recomendables para componer textos largos ni para funcionar en cuerpos pequeños. Algunos posibles grupos de análisis para las familias que quedaron excluidas son los siguientes:

Categorías anacrónicas

Nota: esta es solamente una de tantas posibles clasificaciones y, si bien los puntos de vista pueden ser muchos y muy variados, ninguno de ellos va a estar en desacuerdo respecto de las características de cada familia tipográfica, sino solo acerca de la forma de valorar las similitudes y las diferencias.

Bibliografía

  • MARTINEZ DE SOUSA, José. Manual de edición y autoedición, Ediciones Pirámide. 1999.
  • HALLEY, Allan. Hot designers make cool fonts. Rockport Publishers. 1998.
  • CEREZO, José María. Diseñadores en la nebulosa. Editorial Biblioteca Nueva. 1997.
  • BLACKWELL, Lewis. Tipografía del siglo xx. Remix. Editorial Gustavo Gili. 1998.
  • DE BUEN UNNA, Jorge.  Manual de diseño editorial. 3.ª edición, corregida y aumentada. Trea Ediciones, España, 2009.
  • GÁLVEZ PIZARRO, Francisco. Educación tipográfica, una introducción a la tipografía, Universidad Diego Portales, Chile, 2004.
  • BRINGHURST, Robert. Los elementos del estilo tipográfico, Libros sobre libros / Fondo de Cultura Económica, México, 2008.

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Previous postEstructura, trazo y contraforma de los caracteres tipográficos Next postMapa de caracteres

Related Posts

  • Clasificación, elección y combinación de familias

    June 23, 2013

    Diferentes clasificaciones tipográficas. Utilidad. Criterios de elección según función y/o estilo. Criterios de combinación. Aspectos a controlar en la combinación. Combinación y pieza de diseño. Legibilidad y condiciones de lectura.

  • Familia tipográfica

    September 10, 2012

    Definición. Familia como sistema. Componentes de la caja tipográfica. Variables tipográficas. Ejes de construcción de variables: históricos y contemporáneos. Revisión de aspectos que se mantienen y modifican en el sistema de variables.

  • Mayúsculas, minúsculas, números y signos

    September 10, 2012

    Origen, relaciones y connotaciones del sistema de mayúsculas y del de minúsculas. Relaciones verticales. Legibilidad de mayúsculas y minúsculas. Características formales y función de números. Signos de entonación, puntuación y auxiliares: forma y ubicación. Las fracciones.

  • Anatomía tipográfica

    September 10, 2012

    Partes de la letra: ubicación y definición.